Cerrar

Banner cifras Emprenemjunts

Breve historia de la calidad

La calidad no es una moda

Ana María Aguilera Luque

Ana María Aguilera Luque

Publicado el lunes, 15 de mayo de 2017 a las 09:00


La calidad no es un invento del siglo XX ni una moda pasajera. Es una parte del comportamiento humano que se desarrolla y despliega según las circunstancias y las necesidades de cada momento histórico. La calidad y la fiabilidad han acompañado a la humanidad desde los inicios de su historia. Podemos intuir que un cazador paleolítico con mejores herramientas, seguramente obtenía más y mejores presas y esto no debió pasar inadvertido al resto de la comunidad (Grima, Pozueta, Prats y Tot-Martorell, 1998


Primeros documentos sobre calidad

Repasando los primeros documentos que tratan de la calidad, el Código de Hammurabi, en su capítulo CCXXIX (año 2150 a. C.) describía cómo proceder con el responsable de una edificación si esta resultaba de mala calidad:

si un albañil ha construido una casa y, no siendo ésta suficientemente sólida, se hunde y mata a sus ocupantes, el albañil deberá ser ejecutado”. 

De manera similar, los fenicios también empleaban métodos correctivos más drásticos que los actuales. Si alguien incumplía los estándares de calidad, los inspectores eliminaban toda posibilidad de repetición del defecto, cortando la mano a los individuos que habían elaborado un producto no adecuado al uso. Como podemos ver, en épocas pasadas el trabajo era bastante más peligroso que en la actualidad y cometer un error podía pagarse con la vida.

El tratado más antiguo sobre calidad es el descubierto en Egipto, en la tumba de Rekh-Mi-Re en Tebas. Se remonta al año 1450 a. C. y muestra cómo un inspector comprueba la perpendicularidad de un bloque de piedra con ayuda de una cuerda. En América central los aztecas procedían de modo similar.

Recorramos algunos siglos para detenernos en la Edad Media. Con el corporativismo medieval floreció una forma de proceder que estaba bastante relacionada con la calidad: la corporación dictaba reglas y modos de control que intentaban garantizar al cliente la conformidad de los productos que adquiría. Si bien, este sistema permitió un importante desarrollo de la economía, en contrapartida, las reglas corporativas pudieron suponer un freno para la mejora y la innovación, ya que los profesionales de un gremio tenían la obligación estricta de atenerse a las normas establecidas al desempeñar su labor.

La evolución de la calidad a lo largo de la historia

Con el paso de los siglos la calidad ha ido transformándose, especialmente desde que se iniciara la actividad industrial en las fábricas textiles de Lyon, la siderúrgica de Saint-Etienne o la fabricación de papel en Annonay. En la actividad fabril el obrero no tiene contacto directo con el cliente, por lo que no tiene capacidad para valorar si el producto que fabrica es adecuado al uso y satisfactorio. Además, con la fabricación en serie, el obrero deja de sentirse propietario y orgulloso del objeto que produce, lo que termina afectando a la calidad final de sus producciones.

Durante el siglo XX, se produjeron grandes avances en las tecnologías de fabricación y en los métodos de control de calidad. En los primeros años, hubo una gran cantidad de invenciones tecnológicas orientadas a la aplicación industrial, esto supuso un desarrolló espectacular de la capacidad productiva en diferentes sectores. Asimismo, las dos Guerras Mundiales marcaron un antes y un después en los métodos de control de calidad que se aplicaban. El incremento de la producción del sector militar requería métodos de control más eficientes que la inspección 100%, propia de la producción artesanal, por lo que la investigación en metodología estadística aplicada al control de calidad se vio notablemente incentivada durante las primeras décadas del siglo.

¿Qué es calidad?

Respecto a qué se entiende por calidad, cabe decir que se han empleado diversas definiciones, más o menos subjetivas, como es el caso de la calidad entendida como excelencia. Buscando una mejor conceptualización, el estándar ISO de 1994 concretó:

 “la calidad es el total de las características de una entidad que atañe a su capacidad para satisfacernecesidades explícitas e implícitas”. Otra definición de calidad muy empleada es “idoneidad para el uso o para cierto propósito

Para comprender mejor qué pretende indicar ISO con la concepción de calidad como satisfacción de necesidades,diremos que, en una situación contractual, las necesidades explícitas se indican en el contrato y se traducen en características que los productos deben tener, según ciertos estándares establecidos anteriormente. En cuanto a las necesidades implícitas, será la empresa quien las defina sobre la base del conocimiento que tenga de su mercado y de su cliente. Dado que las necesidades del cliente varían con el tiempo, las compañías deberán revisar los requisitos de calidad de manera periódica para asegurar un buen ajuste a la demanda del mercado.

Actualmente, la mayoría de las organizaciones satisface criterios específicos de producción, tales como, especificaciones técnicas. No obstante, según señala la norma ISO 9000, 

las especificaciones no necesariamente garantizan que los requisitos del cliente se cumplan de manera constante”.

por ello, la norma ISO 9001 considera la calidad desde cuatro perspectivas: necesidades y requisitos del producto o servicio, diseño del producto o servicio, cumplimiento del diseño y soporte al producto en la cadena de valor.

5
visitas hoy 4 · visitas total 1.021

Usuario: AnaAguilera

Empresa: Ana María Aguilera Luque

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 15/05/2017 09:00

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=13912

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 13:29

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar