Cerrar

Convivir con el trastorno límite

TLP

Un paso hacia el entendimiento

EMOTIONAL APPS SL

EMOTIONAL APPS SL

Publicado el martes, 14 de noviembre de 2017 a las 14:45

 

El trastorno límite de la personalidad (TLP) es una afección mental por la cual una persona tiene patrones prolongados de emociones turbulentas o inestables.
Estas experiencias interiores a menudo generan impulsividad y relaciones caóticas con otras personas.

El TLP es probablemente el diagnóstico psiquiátrico peor comprendido de todos. La persona que convive con un familiar o allegado que sufre un TLP debe entender la enfermedad, pues la mayoría de los problemas interpersonales entre el afectado y el resto de personas aparecen por la falta de comprensión del trastorno. La persona con TLP no tiene respuestas emocionales diferentes a las del resto de personas, sino que experimenta las mismas emociones de forma extrema, causando respuestas que distan de ser continuas. Es decir, sienten con mayor intensidad, actúan de manera más extrema y no hay estabilidad en sus reacciones emocionales. Por tanto, es vital trabajar las habilidades de gestión emocional en aquellas personas que están en contacto con pacientes que padecen el trastorno.

No es ningún secreto que las personas que concilian con los TLP, a menudo, son víctimas de chantajes emocionales, manipulaciones, situaciones sin salida, castigos e iras descontroladas. A pesar de todo, la conducta del TLP no es intencionalmente manipuladora. Más bien, son intentos desesperados por enfrentarse a sentimientos dolorosos y extremos, sin intención alguna de causar daño. Como familiar/cuidador no podrás cambiar la conducta del TLP, pero sí manejar tus propias emociones para evitar vivir en una contante montaña rusa emocional.

Hay un punto de vista muy importante a tener en cuenta en estas ocasiones en las que lidias con una persona con TLP. Éste es, comparar las conductas límites con las conductas naturales de los niños. Las personas que padecen esta enfermedad justifican sus sentimientos utilizando mecanismos de defensa. Pueden alternar entre sentirse abandonadas y agobiadas, y es por ello que experimentan giros de 180 grados en su comportamiento. Al final, se podría considerar que en ocasiones ven el mundo a través de los ojos de un niño. La diferencia es que tienen la capacidad de afectar al mundo de formas más serias porque la realidad es que hace mucho tiempo que dejaron de ser niños.

La inteligencia emocional juega aquí un papel fundamental, ya que la gente que está expuesta a estas conductas límite puede inconscientemente aprender reacciones emocionales igual de nocivas, tomarse estas conductas de forma personal y sentirse atrapada en un ciclo tóxico de culpa, depresión, ira, negación, aislamiento y confusión. Es normal que los familiares o personas que estén en contacto, disfruten cuando los TLP están entusiasmados y eufóricos, pero deben recordar que la cara del pensamiento dicotómico actual (idealización) también tiene su cruz (devaluación). Así pues, es importante tener presente interpretaciones alternativas propias a las respuestas que se observan si ve que son extremas (demasiado negativas o demasiado idealizadas). A veces no es el propio hecho sino la interpretación que se hace sobre el hecho lo que desencadena el pensamiento dicotómico.

 
La gestión emocional es de vital importancia para no caer en este ciclo tóxico.

Por un lado, la facilitación emocional es la habilidad para generar y sentir emociones y emplearlas en los procesos cognitivos de toma de decisiones. Es de crucial importancia para los familiares comprender la diferencia entre causa y desencadenante de la conducta del paciente con TLP para no llevarlo al área personal. Puede que seas el desencadenante de la conducta, pero eso no significa que seas tú la causa.

Por otro lado, los familiares o personas en contacto con TLP, también sufren daños emocionales secundarios, como por ejemplo el sentimiento de culpa y la baja autoestima, especialmente causados por la conducta del TLP, ya que algunas de las cosas que dice o hace éste, pueden ser dolorosas. Para la protección emocional, en lugar de sólo reaccionar, te ofrecemos algunas estrategias de afrontamiento útiles para mejorar la calidad de vida pueden ser:

  1. Trabajar el desarrollo personal y la autoestima
  2. Efectuar comprobaciones de la realidad con otros (si el TLP le acusa de ser de alguna forma, consulte con algún amigo)
  3. Minimizar la exposición a situaciones conflictivas
  4. Minimizar cualquier reacción visible
  5. Asumir que no se puede controlar lo que la gente decide pensar
  6. Dejar de asumir la responsabilidad del mundo interior del TLP
  7. Determinar tus límites emocionales y personales para separar tus sentimientos de los de los demás

 
S/V
visitas hoy 7 · visitas total 208

Usuario: NuriaEmotional

Empresa: EMOTIONAL APPS SL

Canal: CEEI Castellón

Fecha publicación: 14/11/2017 14:45

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=14896

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 19:27

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar