Cerrar

Pagos unisex

Instituto Europeo de Sistemas de Pago, S.L.

Instituto Europeo de Sistemas de Pago, S.L.

Publicado el viernes, 16 de febrero de 2018 a las 09:19

Mostrar ampliado

El respeto y la tolerancia son dos valores necesarios

El respeto y la tolerancia son dos valores necesarios en la sociedad

Aunque parezca mentira, nos encontramos en el Siglo XXI. Atrás quedó La Edad Media, La Inquisición o mucho más recientemente, el franquismo. Mencionar estos tres períodos históricos no resulta gratuito, puesto que aún hoy en día encontramos a muchas personas ancladas en ellos si nos referimos a según qué temáticas.

Brecha salarial entre hombres y mujeres

La desigualdad entre hombres y mujeres y el machismo en la sociedad, son unas de las cuestiones que más suscitan que este sentimiento continúe presente en la mente de algunos ciudadanos. Porque sí, vivimos en una sociedad así, con una desigualdad salarial que llama poderosamente la atención. Según el informe Brecha salarial y techo de cristal, con datos del año 2016 y elaborado por los Técnicos de Hacienda (Gestha), las mujeres cobran en nuestro país un 29,1% menos que los hombres, casi medio punto porcentual más que el año 2015. Si trasladamos este porcentaje a euros, nos encontramos con una diferencia de sueldos de 4.745 euros anuales en 2016. De media, una mujer gana 16.281 euros al año, con enormes diferencias  en según qué autonomías. Por si este dato fuese poco llamativo, todavía hay más. Según el informe, se necesitarían hasta siete décadas para terminar con esta brecha salarial.

La ley no es gay

Más allá de este sector, no es el único que padece estas injusticias. El colectivo LGTBI ha sido uno de los más discriminados a lo largo de los años. Afortunadamente, atrás ha quedado la Ley de Vagos y Maleantes impuesta durante los crudos años del franquismo. Sin embargo, la ley no es igual para todos. Desgraciadamente, la brecha salarial también afecta a las personas gays y lesbianas. Según un estudio realizado por la Universidad de Melbourne, en Australia, concluye que en Europa los hombres gays cobran hasta un 18% menos que los hombres heterosexuales, mientras que las lesbianas cobran hasta un 33% más que las mujeres heterosexuales. El estudio sigue arrojando sorprendentes datos si hablamos de otros países. Los chicos gays cobran un 12% menos en Canadá, un 9% menos en Alemania y un 5% menos en el Reino Unido respecto a los heterosexuales. Por otra parte, las mujeres lesbianas cobran un 15% más que las heterosexuales en Canadá, un 11% en Alemania y un 8% en Reino Unido.

Si seguimos indagando en otros estudios realizados, seguimos obteniendo datos relativos a esta brecha salarial. Según el Instituto Alemán de Investigaciones Económicas, DIW, los hombres gays en Alemania cobran una media de 2,14 euros menos por hora que los heterosexuales, cuyo sueldo por hora en el país germánico se sitúa en los 18 euros. En cambio, las mujeres lesbianas cobran 2 euros más que las mujeres heterosexuales, aunque siguen cobrando 1,56 euros menos que los hombres heterosexuales. ¿Acaso existe algún desempeño laboral diferente?

Los responsables de dicho estudio, atribuyen estas diferencias a que la homosexualidad masculina  continúa penalizada, sobre todo para quienes no disimulan su orientación sexual. La razón por la que las mujeres lesbianas cobran más es porque tienen menos hijos, tienen una mayor autoconfianza y dedican más horas al trabajo.

En el ámbito del público transexual, la situación es algo diferente. El pasado mes de noviembre, El Congreso de los Diputados admitió a trámite una proposición de ley que le cambiaba la vida a este colectivo en España. La iniciativa, impulsada por el Partido Socialista, quería modificar dos artículos pertenecientes a la Ley 3/2007, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas. A grandes rasgos, este hecho suponía que los menores transexuales pudiesen cambiar en el registro su nombre y sexo, bajo la supervisión de los progenitores o representantes legales. Además, permitía a los extranjeros poder realizarlo y se suprimía el plazo y exigencias contemplados en la normativa para el colectivo.

Parece ser que esta ley LGTBI aún tardará en aprobarse por completo. Los motivos son variados, pero se centran en la suma de enmiendas anunciadas por el PSOE y Ciudadanos, por no hablar del Partido Popular, que se abstuvo en la admisión a trámite, declarando que plantearía una enmienda a la totalidad. ¿Cómo va a avanzar la sociedad sin el total acuerdo por parte de los principales partidos políticos de esta Ley? Diputados del Partido Socialista han remarcado la necesidad de priorizar los casos de muchos menores que se sienten humillados por no tener reconocido su derecho a su propia identidad sexual.

Discriminación laboral por ser quien eres

Parece que la censura no es algo del pasado. Nadie tiene la obligación de informar cuál es su orientación sexual ni decir con quién se acuesta ni con quién se levanta, pero mostrar con naturalidad tu día a día parece estar penalizado. Así ocurrió en Florida, cuando una profesora fue despedida de su puesto de trabajo tras publicar en sus redes sociales imágenes de su boda con su mujer. 

Tras regresar de la luna de miel, Jocelyn Morffi se encontró con el verdadero pastel de su vida. El centro escolar, de creencias católicas, le solicitó que renunciase a su puesto de trabajo, pero al oponerse, decidió despedirla al día siguiente. Por si fuese poco, el centro decidió enviar una circular a los padres de los alumnos. Desgraciadamente, Florida no cuenta con una ley estatal que prohíba la discriminación fundamentada en la orientación sexual de una persona.

Nuestro país tampoco está exento de estos escándalos. Hace escasos días, un trabajador de la Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto (ATACC) fue despedido. Según el afectado, se trata de una decisión tomada tras la entrega de proyectos dedicados a que el sindicalismo luche por la inclusión de los derechos del colectivo LGTBI, para crear políticas reales de integración dentro de lo que era una mesa intersindical. Tras esta acción, recibió ataques homófobos por parte de la dirección burocrática del sindicato.

En España, llama mucho la atención este tipo de situaciones, debido a que nuestra Ley fundamental, la Constitución Española, recoge el artículo 14, que cita tajantemente lo siguiente: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Ante este tipo de situaciones discriminatorias, ¿dónde queda la Constitución?

Plataformas de pago tolerantes y respetuosas

Afortunadamente, son casos aislados y han disminuido considerablemente en comparación con años anteriores. Los medios de comunicación han hecho una importante misión en este aspecto y gracias a series como Aquí no hay quien viva, La que se avecina, Modern Family o la reciente edición de Operación Triunfo, han dado visibilidad y normalidad a este colectivo. 

El racismo, la homofobia, la xenofobia o el machismo, son temas que, por desgracia, siguen en la mente de algunas personas. Como bien apuntaba el filósofo Rousseau: “El hombre es bueno y libre por naturaleza, pero la educación tradicional oprime y destruye esa naturalidad y la sociedad acaba por corromperlo”. Dicha frase, resume exactamente cuál es el problema actual. Por ello, se deben cimentar los pilares de la educación desde el respeto y la tolerancia

De hecho, innovaciones tecnológicas como las Fintech, también se han sumado de manera natural al carro de la tolerancia. La pasarela de pago INESPAY, cuya función es realizar pagos online por transferencia bancaria, lo tiene claro. En ella, no importa cuál sea el género, sus preferencias sexuales y mucho menos cuál es su orientación sexual, importa la persona. Por ello, en su formulario únicamente solicitan datos generales como el nombre o el DNI, porque el pago es unisex.

Todo ello, en pro de que las generaciones futuras consideren la personalidad como el único requisito a tener en cuenta a la hora de conocer, querer o convivir con una persona.

5
visitas hoy 4 · visitas total 1.079

Usuario: alvbemart

Empresa: Instituto Europeo de Sistemas de Pago, S.L.

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 16/02/2018 09:19

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=15500

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 22:39

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar