Cerrar

Cómo afecta el concurso de acreedores a los trabajadores

asesoria valencia
Asesoría en Valencia Afilco Asesores

Asesoría en Valencia Afilco Asesores

Publicado el viernes, 21 de septiembre de 2018 a las 09:23

Ante la apreciación de dificultades económico financieras irreversibles los administradores de las sociedades mercantiles tienen la obligación de instar el procedimiento legal conocido como concurso de acreedores, una situación delicada que presenta un momento complicado tanto para el empresario como para los trabajadores. Los objetivos principales de este proceso pasan liquidar los bienes de la sociedad, pagar a los acreedores y, en la medida de lo posible, evitar que la sociedad se extinga. Dejando a un lado los efectos sobre el empresario, a continuación, veremos cómo afecta el concurso de acreedores a los trabajadores.

Tal como te hemos comentado al principio, gracias al procedimiento de concurso la empresa intentará pagar a sus acreedores, entre los que se incluye el salario de sus trabajadores. En este punto y como curiosidad comentar que es posible comprobar si una empresa ha entrado en concurso, visitando la web del Boletín Oficial del Estado (BOE), así como la web del Registro Público Concursal. Una vez confirmada la situación de concurso, los trabajadores tienen el derecho a reclamar el reintegro de los salarios que no les han sido abonados (en caso de impago), presentando para ello una demanda de reclamación de cantidad ante el Juzgado de lo Social que corresponda y al mismo tiempo, en caso de retrasos o impagos de la nómina reiterados, podrán solicitar la extinción de su contrato.

En el momento en que una empresa se declara en concurso de acreedores, el procedimiento pasa por diferentes fases hasta la fase final de liquidación y si procede extinción de la sociedad concursada.

Una de las primeras fases del procedimiento se produce con el nombramiento de los administradores concursales, profesionales inscritos en  el Registro Público Concursal  cuya función principal es velar por el correcto desarrollo legal del procedimiento hasta su finalización. Los Administradores concursales, una vez nombrados por el juzgado de lo mercantil correspondiente, pasan a sustituir al hasta entonces administrador de la empresa, asumiendo la dirección de ésta y responsabilizándose de las operaciones y gestiones que se efectúen desde su nombramiento y hasta la finalización del procedimiento concursal.

Una vez nombrados los administradores concursales, aprobado el convenio, presentada la lista de acreedores y aprobado el plan de liquidación se procede al pago de los acreedores, pero siempre respetando un orden de preferencia en función de la clasificación de los créditos, los cuales pueden clasificarse en privilegiados, ordinarios o subordinados. En términos generales y para no extendernos demasiado serán los primeros en percibir sus honorarios los administradores concursales, seguidamente los acreedores con deudas garantizadas (hipotecas, leasings, prendas, etc..), los salarios de empleados, las administraciones públicas, resto de acreedores y, por último, los socios.

¿Qué pasa si la empresa no tiene liquidez suficiente para pagar los salarios?

Como te hemos explicado, los salarios de los empleados no están clasificados dentro de los créditos con mayor preferencia o prioridad, lo que supone que delante de ellos puedan existir otros acreedores a cuyos créditos la empresa deberá hacer frente previamente. Puede darse la situación de que, tras pagar a ese primer grupo de acreedores, la empresa se quede sin activos para cubrir el resto de deudas, incluso los salarios de sus empleados; es entonces cuando entra en escena el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), que asumirá el pago de los salarios, aunque con ciertas limitaciones:

  • Respecto a los salarios, se marcará un límite de la cuantía que resulta de multiplicar por 2 el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) diario (incluyendo las pagas extra) por el número de jornadas laborales pendientes de pago que, como máximo, pueden ser 20 días
  • El límite máximo de indemnizaciones será de una anualidad y el salario diario no puede rebasar el doble del SMI.

Mi empresa se ha declarado en concurso pero sigo percibiendo mi salario

En el caso de que la empresa se haya declarado en concurso de acreedores, pero el trabajador no haya recibido comunicado de despido y continúe cobrando su salario, debe seguir asistiendo a su puesto de trabajo con normalidad.

¿Conocías cómo afecta el concurso de acreedores a los trabajadores de una empresa? Si la compañía para la que trabajas ha entrado en concurso, te recomendamos ponerte en contacto cuanto antes con un equipo de abogados laborales en Valencia. En la Asesoría en Valencia Afilco Asesores contamos con profesionales expertos en esta materia para guiarte y asesorarte en casa fase del proceso.

5
visitas hoy 5 · visitas total 770

Usuario: mcesteve87

Empresa: Asesoría en Valencia Afilco Asesores

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 21/09/2018 09:23

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=16949

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 11:55

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar