Cerrar

Banner cifras Emprenemjunts

VICCARBE

Publicado por anarubio
lunes, 21 de julio de 2008 a las 00:00

VICCARBE fabrica y distribuye mobiliario contemporáneo para hogar e instalaciones y está presente en más de treinta países. Viccarbe cuenta con su división Viable, empresa independiente, para el desarrollo de la fabricación y equipamiento de mobiliario especial para instalaciones (hoteles, oficinas, hospitales, etc.) con clientes como grupo Barceló, Metrovacesa, Dragados, AC Hoteles, etc.

Viccarbe tiene su origen en el proyecto final de carrera de Ingeniería de Víctor Carrasco Berlanga, desarrollado junto al departamento de Administración de empresas de la Universidad Politécnica de Valencia. Buscábamos un nuevo concepto “ingenieril” aplicado a la industria del mobiliario con un modelo de gestión basado en un DAFO permanente que cuestionara todos los modelos existentes, resultando una empresa ágil y equilibrada capaz de reaccionar al cambiante panorama industrial y comercial que está sufriendo el mercado (cambio de tendencias en estilos y distribución, deslocalización industrial, etc.).

Este proyecto final de empresa fue después simulado en el CEEI como Plan de empresa para ver sus errores y pulirlos antes del comienzo de la actividad en el año 2000; un duro test, pero supuso un ahorro de mucho tiempo y dinero, ya que fue el primer contacto con la realidad. El CEEI fue un gran coach, tan bueno que nos permitió ganar ese mismo año los tres premios para empresas innovadoras: Impiva-CEEI, fundación BANCAJA, y mejor proyecto innovador IVAJ.

Actualmente, Viccarbe está considerada por la prensa especializada como una de las más jóvenes y prestigiosas empresas de mobiliario contemporáneo internacional por su criterio y coherencia, contando con un equipo de diseñadores y arquitectos de primer orden internacional como Jean-Marie Massaud, Werner Aisslinger, Patricia Urquiola, Vincent Van Duysen, Jeffrey Bernett, etc. Somos una de las pocas empresas internacionales con esta plantilla de diseñadores y la única española, con un crecimiento anual consolidado que ha triplicado sus resultados en los últimos tres ejercicios.

Por otro lado, Viable, nuestra división de fabricación de mobiliario integral para instalaciones, está considerada como referente nacional y contamos con un ambicioso proyecto a cinco años vista para consolidarnos como líderes europeos.

Los clientes de Viccarbe disponen de un nivel cultural alto, pero con un nivel adquisitivo medio. Ofrecemos una colección con un gran poso cultural pero con una relación calidad/precio muy superior a nuestra competencia (empresas italianas y alemanas), con gran cultura de proyecto pero un precio en ocasiones difícilmente justificable.

Con nuestra división Viable, somos más flexibles, por lo que amueblamos desde edificios y proyectos singulares (entre los más recientes se encuentra los restaurantes de La Ciudad de las Artes y las Ciencias del arquitecto Santiago Calatrava, el museo Reina Sofía de Madrid del arquitecto Jean Nouvel, etc.), hasta las “primeras” oficinas de empresas de reciente creación o sus primeras viviendas.

El presupuesto nunca es un problema, dada nuestra flexibilidad. La inquietud del cliente por realizar de su entorno una extensión de su imagen personal es una gran motivación para nosotros.

En lo que se refiere al estado del sector, disponemos de un tejido industrial amplio y diverso pero con una gran carencia de humildad y curiosidad.

Fue una labor complicada para Viccarbe ganar los tres premios anuales a la innovación defendiendo un sector como el mueble. ¿En qué íbamos a innovar? Quedan muchísimas cosas por hacer y ningún industrial puede perder tanto tiempo en buscar culpables; los países de bajo coste como China y los cambios de tendencia ya han hecho perder demasiado esfuerzo al sector. Debemos reinventarnos cada día y cuestionarnos todo desde cero para seguir innovando.

Nos esperan unos años muy interesantes donde los cambios se van a precipitar a una velocidad altísima y solo los más despiertos traducirán estas amenazas en oportunidades.

La diferenciación siempre ha sido nuestro máximo valor añadido, tanto en la gestión como en la creación de valor añadido.

Tanto los proyectos grandes como los pequeños, los tratamos siempre con el mismo nivel de dedicación y profesionalidad, por lo que nos esforzamos mucho en que la gente pierda el miedo a presentarnos sus proyectos para que los estudiemos.

Ramificamos la empresa en divisiones para abrazar el máximo número de líneas de negocio sin caer en la dispersión, cualquier presupuesto es interesante a priori.

Tenemos un nivel altísimo de fidelización con nuestros clientes, ya que nosotros somos nuestra mayor competencia.

Todo es una cuestión de actitud y cuidamos mucho de ella.

La perspectiva de futuro en nuestra empresa parte de que hoy en día ya no es suficiente hacer las cosas bien, hay que saber qué cosas hacer. De este modo, estudiamos con detenimiento y discreción cada nuevo proyecto o futura línea de negocio, y son muchas, por lo que será un placer ir sorprendiéndoos.

En cuanto a nuestros inicios, nunca nos importó lo que éramos, sino lo que pensábamos que éramos. Los comienzos siempre son durísimos, pero tenemos una teoría sobre la “ignorancia positiva” del novato que hace que su ilusión sea mayor que el desánimo porque cuando uno mira atrás...

Siempre hemos estudiado bien cada idea en la empresa y después la hemos escrito, siendo esta nuestra única brújula. La meta debe estar siempre escrita y bien a la vista.

Nuestra mayor satisfacción es no habernos “vendido” al mercado, haber seguido fieles a nuestro plan de empresa. Creo que hemos sido ágiles, prudentes y pragmáticos y hemos escuchado siempre atentamente a nuestros clientes. No creo que exista un único “secreto” para nada, tal vez sean la suma de miles de ellos.

El CEEI fue nuestro primer “cliente”, a él le tuvimos que vender nuestro modelo de empresa antes que a nadie. Siempre nos ayudó que se mostraran directos y claros (aunque no siempre escuches lo que quieres oír) y supieron transmitirnos el real significado de la palabra INNOVACIÓN.

Creemos que el Club de Empresas CEEI es una gran idea, pero dependerá de los miembros, de que entre todos pensemos en la manera de hacernos crecer. Creo que en general tenemos que aprender a vendernos mejor, el empresario tipo es disciplinado y formado pero la parte comercial ha sido siempre nuestra asignatura pendiente, tal vez desde el CEEI podamos ayudarnos a “vendernos” mejor y ampliar nuestra red de contactos.

NOTA: Esta entrevista fue realizada en abril de 2006

3
visitas hoy 3 · visitas total 12.402

Usuario: anarubio

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 21/07/2008 00:00

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=345

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 20:42

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar