Cerrar

Banner cifras Emprenemjunts

Innoxicación

Por Dioni Nespral, experto en innovación empresarial y estrategia

Publicado por anarubio
viernes, 15 de enero de 2010 a las 00:00

Mostrar ampliado

Dioni Nespral

Dioni Nespral

Parece poco congruente que sea así titulado un escrito sobre innovación. Es como ponerle puertas al campo, pero también es necesario establecer cuanto antes un marco adecuado, debido al uso indiscriminado de la palabra.

Hace 20 meses pocas autoridades y representantes empresariales utilizaban la palabra en sus discursos. Sirva como ejemplo que en el debate electoral de febrero de 2008, el candidato a presidente, José Luis Rodriguez Zapatero, nombró en una sola ocasión la palabra innovación. Como candidato a presidente del Gobierno, en su discurso de investidura de 8 de abril de 2008, introduce el término 11 veces. Y la misma palabra fue ampliamente nombrada en el debate sobre el estado de la nación del 12 de mayo de 2009. De la inexistencia de la innovación hemos pasado a la innovación en cualquier parte. Y todo tiene su justa medida en su aplicación, para que pueda obtenerse un impacto adecuado.

Las pymes son las que más a menudo tienen “el problema de innovar”. En primer lugar porque muy pocas han nacido innovadoras. Y por innovadoras no me refiero a nacidas en un proyecto tecnológicamente innovador, sino a ser culturalmente innovadora. Es muy difícil que así sea desde un principio. Sin embargo, en determinado momento, se le pide a la pyme “que innove”. ¿Cómo puedo de repente desarrollar una política global de innovación empresarial?, se preguntan muchos directivos de estas pequeñas y medianas organizaciones. Y la respuesta no es fácil. En mi opinión hay diferentes “niveles de innovación”, que nos deben servir para matizar nuestra respuesta. No es lo mismo una empresa involucrada en elementos tecnológicos de alta rotación de productos que empresas con sectores poco dinámicos, con limitada competencia.

Entendiendo la confusión que suele darse y la decisión general de “no hacer por no saber o no poder gestionar e innovar a la vez”, podríamos definir los siguientes elementos claves para poder acceder a una posición estratégica adecuada de innovación:

1.- Establecer un análisis interno, para definir si la empresa es culturalmente innovadora o no. Observando la apertura cultural de la organización, la participación horizontal de las personas, las oportunidades de creación por parte de la plantilla, la socialianza existente, etc. Debemos de tener en cuenta que este proceso de adaptación constante, llevará su tiempo. Se debe de plantear en un marco de tiempo de medio plazo. Es fundamental desarrollarlo, ya que es la base para garantizar una mayor explosión de las ideas atractivas en un futuro, que se vislumbra cada vez más dinámico.

2.- Conocer la posición de la empresa en el mercado, desde la realidad de “necesidad de innovación”. El mercado y el entorno nos facilitarán la necesidad de establecer políticas constantes, incrementales o radicales, respecto a la innovación. No toda empresa debe innovar en la misma dirección, ni intensidad, ni del mismo modo.

3.- Focalizarse en la innovación del modelo de negocio. Sin desprestigiar a la innovación tecnológica, de procesos o productos, la concentración de las acciones de innovación en estos focos, supone cada vez más una menor ventaja competitiva. Tanto la innovación tecnológica (excepto en sectores de alta intensidad de la misma), como la innovación basada exclusivamente en productos o procesos, son cada vez más fácilmente copiables, lo que implica un menor retorno y una menor ventaja competitiva sostenible en el tiempo. Por el contrario, la innovación basada principalmente en elaborar nuevos modelos de negocio y por consiguiente de ingresos, es más personal, más difícil de copiar y por tanto, más sostenible en el tiempo.

4.- Ser prudente en las expectativas. Si el papel lo aguanta todo, las ideas soportan todo lo que les añadamos hasta creer absolutamente en los cambios que se van a producir. Un ajuste correcto hacia la realidad es una buena recomendación. Los cambios y la gestión de los mismos, de cara a ser una organización de cultura innovadora, tendrán muchos obstáculos que habrá que tener en cuenta.

5.- Monitorizar los objetivos de innovación, estableciendo los indicadores necesarios para tener un seguimiento constante de las acciones realizadas. Sin caer en “la parálisis por la medición”, sí es importante tener un “cuadro de control” de las actuaciones.

6.- Innovación abierta para empresa abierta en mercados dinámicos. Es importante destacar que la posibilidad de interactuar con estos “nuevos términos”, no debería hacerse sin una adecuada transformación de la organización hacia la innovación global. Por ello, acciones de innovación abierta tienen resultados satisfactorios en organizaciones con alta preparación cultural para ello.

En resumen, en este entorno donde todo es innovación, deberíamos de adecuarla a la medida justa para cada organización, entendiendo además que es necesario más que nunca, tomar acción, transformar adecuadamente las bases culturales y organizativas de las empresas y ajustar en la medida de lo posible, las acciones hacia la creación de nuevos modelos de negocio e ingresos.

Por último, comprender que las nuevas herramientas, el entorno digital en el que vivimos, hará cada vez más importante que estemos orientados a una mayor interrelación de todos las partes implicadas en los procesos de innovación, lo que permitirá en el futuro una mayor implicación de las comunidades de talento. Esto, nos llevará a una mayor valoración de las personas y las ideas en las organizaciones que, por lo tanto, deberán estar preparadas para la integración activa de las personas.

Nuestro reto es pasar de este estado de Innoxicación a un verdadero escenario estratégico de Innovación.

DIONI NESPRAL

- Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Antonio de Nebrija, es además Master EXMBA por el Instituto de Empresa y Master en Gestión Comercial y Dirección de Marketing por ESIC.

- Actualmente trabaja para el Grupo Lavinia TC, una de las empresas líderes en Producción y servicios audiovisuales, como Responsable de Desarrollo de Negocio en el área de Internet y nuevos negocios.

- Nespral ha desarrollado un concepto propio Business time model que ofrece a las empresas soluciones para mejorar su “business-time”. Una herramienta sencilla, de fácil manejo para establecer un momento, una situación actual de una empresa.

2.97
visitas hoy 1 · visitas total 7.845

Usuario: anarubio

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 15/01/2010 00:00

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=1558

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 17:11

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar