Cerrar

Un paseo con Jesús Trelis, director de Las Provincias

“Si tengo que elegir una canción 'Albanta' de Aute porque resume mucho mi manera de ser”

Publicado por TeresaDomenech
sábado, 24 de abril de 2021 a las 16:55

Mostrar ampliado

Jesús Trelis, Director de Las Provincias

Jesús Trelis, Director de Las Provincias

La cocina es su gran aliada. Es su punto de relajación y de inspiración. Si prepara un plato de pasta, luego escribe un cuento sobre el espagueti asesino inspirado en Sherlock Holmes. Por eso no sorprende que la gastronomía sea una de sus grandes pasiones, la otra, salir a correr.

Suele comer de táper en el periódico. Pero los fines de semana, si no sale a comer, cocina lo que ha comprado. Es mucho de barrio y de los mercados municipales. Considera que la fidelidad, la honestidad y la confianza con los amigos, con la familia y con los compañeros de trabajo son la base de todo.

Antes de salir de casa se toma un café muy rápido, sin saborear. Al llegar al periódico se toma otro. Ese es el café con el que abre la lata del día, “que no sé ni qué nos traerá ni cómo acabará porque el periodismo tiene eso de maravilla. Cada día es como abrir una lata de conserva, que no sabe muy bien qué esconde y yo lo abro con un café y con la prensa”.

Prefiere no definirse aunque algo comenta. Se considera un tipo normal al que le gusta el regaliz, correr, las mesas, leer, disfrutar de la vida y viajar pero “que cada uno me defina como considere”. Un buen amigo cocinero me cuenta que es una persona entrañable, con valores, con mucho sentido común y un punto divertido. “Se involucra mucho en lo que defiende y es fiel a sus amigos. Como comensal es extraordinario”.

Periodista de vocación, desde bien pequeño dormía con una radio naranja muy pequeña debajo de la almohada y aún hoy lo sigue haciendo. Se acuesta con la radio cuando dan por cerrada la portada del periódico, sobre la medianoche más o menos y se levanta temprano, a las 5:30, escuchando La Ser. “Mi gran sueño era ser periodista, hacer radio y tener mi programa”. En 1993 dirigió la puesta en marcha de L'Alcúdia Radio y con anterioridad trabajó en otras emisoras.

Es alcoyano, tiene cinco hermanos y estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Hizo la mili en Alicante y estando allí le reclamaron desde Valencia porque necesitaban un periodista para hacer una revista del ejército y “pintaba bien la cosa”. Su mujer, Paula, es psicóloga, trabajaba en Valencia y todo cuadraba. Desde entonces viven en la misma casa que se alquiló cuando vino a trabajar a Las Provincias, en el barrio de Patraix.

 “No tengo necesidad de desconectar de mi trabajo porque forma parte de mí”

Cada domingo disfruta mucho corriendo 21 km por el río y por las calles desiertas de Valencia. Cuando puede, se escapa a correr a Alcoy. “Ya hemos despertado con #Valencia” es la manera de postear las fotografías que sube a las redes sociales, aunque confiesa que no es muy aficionado a ellas. “Es un reto personal, tengo el compromiso de publicarlo porque me anima a seguir haciéndolo”. Zancada a zancada, su cabeza no para. Se organiza la semana en el periódico y todas las ideas de cosas que quiere hacer, escucha la música, los informativos, observa la ciudad e imagina posibles reportajes que luego comparte con la gente del periódico. “No tengo necesidad de desconectar de mi trabajo porque forma parte de mí. Es mi día a día y no lo llevo como la carga de la cual me tenga que desconectar porque no me hace falta. Disfruto de mi familia y de mis amigos. En casa no hablo del periódico”.

Hacemos una pausa y le ponemos el delantal de Mister Cooking al tiempo que nos cuentan cómo surgió el blog ‘Historias con delantal’. Pedro Campos, jefe de edición de la web cuando surgió el blog en 2012, incide mucho en la pasión de Jesús por la gastronomía y el proyecto. “En aquella época no había mucho contenido sobre gastronomía y propuse el blog culinario a un par de cocinitas de la redacción y Jesús se atrevió”, nos cuenta. “Se puso a saco desde el principio, también hacía fotos y tenía un público muy fiel. No solo era referente en la Comunitat Valenciana, también a nivel nacional. Con cada post, las cifras aumentaban”, recuerda Campos.

Números que Jesús ni se imaginaba ya que, al principio de la aventura, no tenía pretensiones de que fuera a ser leído por nadie. Solo puso la condición de tener libertad absoluta. Y así empezó a escribir cuentos y fábulas “y qué chulo escribir a partir de la gastronomía, de cocinar, que es lo que a mí me gustaba, más que ir a los sitios a probar y luego escribir”.

¿Echas de menos escribir sobre gastronomía?

Sí, siempre. Soy exigente conmigo mismo y el día que decidieron que tenía que ser la cabeza del periódico, me metí en ello plenamente. Así que he estado totalmente desconectado de la gastronomía, pero a la vez muy conectado con todos los amigos, ofreciéndoles mi apoyo, en la medida en que he podido o hablando con ellos.

Soy el mayor defensor que pueda tener la gastronomía valenciana, tengo absoluta admiración. Soy entusiasta, la vivo con entusiasmo y con pasión. La defenderé siempre de manera genérica, también a sus protagonistas y a toda la gente que, aunque anónima, la hace posible. Es un mundo que me apasiona y creo en todo el colectivo que se dedica a la gastronomía y a la hostelería en la Comunitat Valenciana. Además, sé del sacrificio y del trabajo que hay detrás. Toda la creatividad y todo el esfuerzo. Nos avanza que ‘Historias con delantal’ no se va a quedar sin sus fogones. “Yo me quité el delantal y otros le van a dar cuerpo”.

Y llegó 2020: el año de la pandemia. 

“Pienso que el comportamiento ha sido ejemplar en términos generales. También hay muchas cosas erróneas, algunas justificadas y otras no”

Hemos vivido una historia que no estaba en los planes de vida de nadie. La inmensa mayoría hemos cumplido y hemos estado ahí. Luego ha habido mensajes mal transmitidos o situaciones contradictorias. Sinceramente, pienso que el comportamiento ha sido ejemplar en términos generales. También hay muchas cosas erróneas, algunas justificadas y otras no. Tenemos que ser pacientes unos con otros. La pandemia nos ha quitado mucha tontería a todos, no en el periódico solamente sino en general. Hemos vuelto a la esencia de la vida. Tocó reinventar el periódico de un día para otro. Yo no podía ni sospechar que un periódico se podría sacar adelante con la gente trabajando desde casa porque no entraba en ningún tipo de código. Y de un día a otro tuvimos que cambiar la visión.

Estamos haciendo camino en la innovación y nos tenemos que sumar. Haremos más incidencia en las startups. En el periódico estamos viviendo nuestra propia transformación. En una semanas tendremos una propuesta digital rompedora. Y es nuestra apuesta por la innovación”.

Seguimos conociendo a Mister Cooking.

Un olor que te transporte a algún lugar:

El azahar porque cuando corro a las 6 de la mañana por Valencia el olor es muy puro. La canela porque de camino al trabajo paso por una fábrica de especias y el olor de cuando empaquetan la canela me traslada a cuando era niño y comía chicles Cheiw, de canela, que me encantaban. El olor de las palomitas que me lleva al cine o a los recuerdos de infancia cuando llovía y mi madre hacía palomitas como las de antes. O el olor del pollo a l’ast, que es el que de pequeño siempre me despertaba el hambre y me volvía loco.

Al hablar de olores le viene a la mente uno de sus libros preferidos, ‘El Perfume’ de Patrick Süskind.

 

Un tema que te gustaría dar en portada:

Cualquier buena noticia siempre me gratifica. El fin de la pandemia podría ser pero hay muchas.

 

Un color:

Creo que cada momento de la vida tiene sus colores. El negro lo necesito a veces y me reconforta y el amarillo ha sido siempre mi color pero tiene que ser un amarillo adecuado.

 

Sobre música:

Me gusta Xoel López, Aute o Serrat pero si tengo que elegir una canción 'Albanta' de Aute, resume mucho mi manera de ser.

 

Un personaje que te haya marcado:

Me cuesta elegir uno.

 

Un vino:

Me gustan mucho los Godello, los blancos pero también me gustan los dulces. Soy poco determinante con ciertas cosas. Cada instante puede tener su vino.

 

¿Con quién te tomarías un café?

Con mi mujer, que es con quien me tomo el café de normal pero lo tomaría con muchísima gente: con Joaquín Schmidt, con cualquiera de mis grandes amigos con los que he vivido tanto, con compañeros de trabajo, con muchísimos cocineros con los que he compartido cosas chulas en los últimos años. Compartiría café con cualquier persona que me aporte sea quien sea, con Amparo cuando me cruzo todas las mañanas cuando llego al periódico y está limpiando y nos quedamos hablando sobre la vida o con Jose, mi carnicero.

Pese a que le cuesta definirse y piensa que “la vida no está hecha de blancos y negros” nos ha dejado conocerle un poco más. Jesús Trelis, tras 25 años en Las Provincias (1 de junio de 1996) coge el volante del periódico, “han sido 8 meses muy difíciles pero tengo al mejor equipo”.

5
1.890 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar