Cerrar

Rover y la AVI crean un parque eólico para puertos capaz de almacenar el excedente de energía

a

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha financiado el desarrollo de un nuevo sistema de cimentación para aerogeneradores marinos

Blue Deal - CEEI Valencia

Blue Deal - CEEI Valencia

Publicado el martes, 31 de agosto de 2021 a las 15:02

Rover Maritime, compañía constructora valenciana especializada en infraestructuras marítimo-portuarias, ha liderado este proyecto estratégico, bautizado como Wind-Store, que se ha ejecutado durante dos años en colaboración con Ingeniería Avanzada de Obras Marítimas (Ingeomar), Geozone Asesores Seaplace. Además, también han participado como socios el Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (Icitech) de la Universitat Politècnica de València y la Fundación ValenciaPort.

Esta nueva tecnología ofrece soluciones a dos de los principales obstáculos que hasta ahora han frenado el despliegue de la energía eólica marina en Europa. El primero es geológico, y es que las características de las costas españolas, con una plataforma continental muy corta y grandes profundidades hasta el fondo marino, dificultan la instalación de los sistemas de aerogeneración tradicionales.

El nuevo sistema que ha diseñado este consorcio público-privado, con el apoyo de la AVI, plantea soluciones innovadoras a ambos problemas. Así, frente a la complejidad de instalar parques eólicos en mar abierto, Wind-Store plantea introducir la energía eólica en los puertos, tanto en instalaciones de nuevo diseño como en las ya existentes, incorporando, además, un sistema de almacenamiento de energía interno.De este modo, la energía renovable sobrante en momentos de baja se puede acumular y utilizar posteriormente, aunque no sople el viento.

Para desarrollar esta solución, se ha partido de la tecnología de cajones verticales de hormigón, que son las estructuras empleadas para la construcción de diques y muelles portuarios.

La iniciativa, en sintonía con los principios de sostenibilidad, autogeneración y ecoeficiencia impulsados por Bruselas, suponen una oportunidad para avanzar en la descarbonización de la actividad portuaria, donde se está avanzando en la implantación de tecnologías más sostenibles como, por ejemplo, la electrificación de los muelles o el uso de gas natural en los buques.

Mientras, Geozone ha sido el principal responsable de la aplicación de la tomografía a la prospección del fondo marino y la Universitat Politècnica de València, por su parte, ha desarrollado el depósito de hormigón de ultra alta resistencia, liderando su diseño y la fabricación de un prototipo que se ha validado en laboratorio a la presión real de trabajo.

Por último, la Fundación ValenciaPort se ha encargado de realizar el análisis coste-beneficio mediante la valoración de la instalación de los aerogeneradores y sus respectivas plataformas en el espacio marino-portuario del Puerto de València.

5
618 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar