Cerrar

"El lucro es el resultado de proporcionar valor a aquellos que nos debemos"

Alejandro Serrano, Director General de Hotel Voramar

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Publicado el lunes, 21 de diciembre de 2020 a las 14:04

Mostrar ampliado

Álex Serrano

Álex Serrano

Alejandro Serrano dirige el Hotel Voramar. Participó el 23 de noviembre en la sesión Modelos de negocio sostenible: una apuesta necesaria en la nueva era. Casos de éxito del Ciclo Foro Emprendimiento con Talento Economía Circular y Sostenibilidad.

En este artículo, Álex habla de la Economía del Bien Común y de la adhesión del Hotel Voramar a este modelo:

 

Tengo la fortuna de formar parte de una organización que pone sus valores por encima de todo, y además son valores humanos con los que comulgo.

Siendo coherente con estos (amor, honestidad, respeto, etc….) apenas queda otra opción que intentar cambiar el mundo y para ello, no nos queda otra que la Economia del Bien Común. Encaja con nosotros, no estamos solos en el mundo, sino que ya hay gente que ha desarrollado una alternativa que se mueve bien dentro del sistema para empezar a cambiarlo. Sí, queremos cambiar el mundo. Queremos ser parte de la solución, aun partiendo de la base que como organización nos queda mucho por revisarnos y mejorar.

Queremos ser parte de la solución, aun partiendo de la base que como organización nos queda mucho por revisarnos y mejorar

No somos fanáticos de la EBC, simplemente es un movimiento con el que comulgamos en esencia, pero no dejamos de estar abiertos a otros modelos, tanto económicos como organizativos, que nos permitan desarrollar nuestra actividad (existir) en coherencia con nuestros principios y valores.

Vivir en coherencia dentro de un sistema socio-económico capitalista, y tratando de poner nuestro granito de arena para influir en que este sistema evolucione a otro con un objetivo empresarial que vaya más allá del lucro, es el ejercicio más complejo al cual nos enfrentamos como organización, pero es el que nos proporciona, en última instancia, nuestro propósito de vida como grupo. De alguna manera es poner la economía al servicio de las personas y del planeta y no al revés. Nada más y nada menos.

EBC es poner la economía al servicio de las personas y del planeta y no al revés

No es que no necesitemos el lucro o no lo queramos, sino que no lo ponemos como el fin más elevado de la organización. Sin el lucro no existiríamos en este sistema, es esencial. No estamos en contra del lucro, ya que en toda organización empresarial es necesario y sano que éste exista. Lo que tenemos claro es que el lucro es simplemente el resultado de hacer otras cosas bien, es decir, de proporcionar valor a aquellos que nos debemos.

Culturalmente arrastramos el sesgo de medir el éxito con el dinero que ganamos

Culturalmente, tanto la sociedad como las empresas arrastramos el sesgo (la idea) de medir el éxito con respecto al dinero que ganamos. Es como si cuando le preguntas a un amigo cómo está y su respuesta es cuánto ganó el año anterior, cuánto dinero tienen en la cuenta bancaria o cuántas posesiones tiene. Es una respuesta, cuanto menos, muy parcial. Cómo está o cómo le va no es cuánto dinero tiene!!! Pues con las organizaciones ocurre lo mismo.

Una organización, en última instancia, busca cubrir una necesidad respecto a un cliente. Partiendo de esta premisa, muchas organizaciones, desde hace décadas, parten de lo que se denominaorientación al cliente”. Es decir, enfocan sus esfuerzos en satisfacer al cliente y confían en que el resultado económico se dará. Son muchos los casos de éxito de empresa que, con una clara orientación al cliente, han cosechado grandes éxitos (también económicos): Apple, Amazon…

Una organización, en última instancia, busca cubrir una necesidad respecto a un cliente

Pero, si cambiar el enfoque al cliente ha sido tan revolucionario, ¿por qué no abrir éste al resto de áreas de influencia de la organización?, ¿qué es lo que pasa cuando una empresa aumenta sus grados de visión y no sólo mira al cliente, sino que trata de aportar valor a todos aquellos a los que se debe? Que probablemente alcance mayores cuotas de éxito. En este sentido, la matriz de la EBC, con su enfoque a los grupos de interés (Stakeholders) proporciona una herramienta fundamental.

En nuestro caso, en 2016, decidimos definir los nuestros, estableciendo canales de comunicación con ellos e identificando indicadores que midieran el valor que generamos como organización a cada uno de ellos.

Los aportes fundamentales que nos proporcionó fueron:

  • Un mayor entendimiento de las expectativas de la Stakeholder y, por lo tanto, un aumento de la eficiencia en los procesos de aporte de valor de la organización.
  • Un aumento del “engagement” de cada Stakeholder (proveedores, clientes, trabajadores…).
  • Una mejora de la reputación de la organización. Cada vez más necesaria para que, no solo nuevos clientes sino también trabajadores, proveedores…nos elijan como compañeros de viaje.

Y como resultado (secundario pero sano y necesario), entre otros, un aumento de los rendimientos económicos.

Como conclusión, independientemente de los valores motrices de cada organización y bajo mi humilde punto de vista, las empresas deberían adoptar herramientas y sistemas organizativos y económicos que las lleven a aumentar su visión sobre todos aquellos a los que se deben y, en definitiva, cambiar su definición de éxito empresarial para seguir disfrutando de éste. Para ello, la EBC funciona, más allá del paradigma, como una herramienta muy valiosa.

4.8
1.387 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar